Mensaje del Arcángel Miguel – MOMENTO CLAVE

Mensaje del Arcángel Miguel – MOMENTO CLAVE

Mensaje del Arcángel Miguel – MOMENTO CLAVE

MOMENTO CLAVE

Este es uno de esos momentos claves de la vida, donde sientes que sobre ti recae el peso de la responsabilidad de tomar una decisión o de llevar a cabo una acción que puede resultar en cierto modo trascendental para ti.

No hacer nada, te llevaría a caer en la inercia de la pasividad y por ende a permanecer en el mismo sitio, estancado y sin posibilidad de avance.

Sin embargo, tomar conciencia del momento que vives y de las oportunidades que puede brindarte, abre ante ti un horizonte lleno de esperanzas, de sueños realizables, de metas por alcanzar y ahora, es cuando más consciente debes ser, de tu propio potencial, de tu capacidad y de tus habilidades pero sobre todo, la certeza de que en tu interior tienes ya todo lo que necesitas para construir la vida que deseas.

Sin embargo, como toda construcción que se precie de ser estable, debe asentarse sobre pilares sólidos, unos cimientos que nacen del profundo análisis, de la resiliencia, de la planificación meticulosa y ordenada, pero también del compromiso, de saber hasta dónde estás dispuesto a comprometerte contigo mismo para alcanzar los objetivos que deseas.

Es un buen momento para revisar tus motivaciones, tus creencias, tus objetivos, tus hábitos, y pensar que parte de todo eso no está en coherencia y en consonancia con el pensamiento de crear la vida que deseas para ti, y tomando esto en cuenta y como punto de partida, ya tienes un buen material para trabajar, para tomar decisiones, para desarrollar estrategias para convertir esas partes de ti que no están ahora en armonía en la mejor versión que puedes dar, y por ende estar mas cerca de crear esa vida extraordinaria que deseas.

Una pregunta que puedes hacerte es “¿esto que soy o esto que tengo, o esto que vivo, es lo que quiero tener en mi futuro tal cual es, sin cambiar nada? “ Si la respuesta inmediata en tu interior es que precisas de cambiar algo, entonces sin duda ya tienes un trabajo pendiente para hacer.

Construye tu vida ladrillo a ladrillo, despacio, sin prisa pero sin pausa, teniendo una apertura a nuevas ideas, nuevas formas de hacer las cosas, nuevos proyectos, incluso permitiendo que entren en tu vida nuevas personas.

Construye una red de personas de confianza, una red de amigos, de socios, de afectos incluso, o consolida los que ya tengas porque tus afectos, tus amigos, tu familia, tus compañeros de trabajo o de estudios, serán puntales esenciales que te sostendrán, te alimentarán, y te impulsarán cuando lo necesites. Construye esa red con cimientos solidos, en base a la honestidad, la humildad, siendo cristalinos tanto en intenciones como en las comunicaciones y sobre todo, permitiendo que haya un genuino deseo de interrelacionarse y de conocerse en profundidad.

Solo las relaciones y vínculos que se asienten en soportes fuertes  y firmes, van a resistir no solo el paso del tiempo sino también cualquier tormenta que pueda asediarlas, sin importar su magnitud. Siempre estarán ahí.

En todo caso, la importancia de tener esa red es porque siempre serás mejor y más fuerte, siendo uno con todos que yendo por separado y por otro lado, te sentirás menos solo en tu transitar por esta vida.

Repara. Repara todas las grietas que tengas abiertas en este momento, en tu vida, en tu mente, en tu corazón, en tus sentimientos, en tu cuerpo, en todo aquello que conforma los cimientos de tu existencia. Cambia tus valores si lo necesitas. No te de pena de hacerlo. Las personas evolucionan, crecen, no son las mismas todo el tiempo y por eso puedes permitirte cambiar de opinión o de valores sin sentirte mal por ello. Abandona todo lo que no encaje con tu visión de vida en este momento, después de todo, hay que saber reconocer cuando el tiempo ya pasó y es necesario dejar espacio para otras cosas nuevas.

Cuando lo hayas hecho, estarás preparado para pasar al siguiente nivel, para convertir el hierro en oro en tu proceso de transformación y sobre todo, para lograr con éxito vivir la vida que realmente deseas vivir.

Solo piensa que eres un ser divino, como tal, eres el dueño de tu propia vida  e integrar eso, te otorga la confianza, la fortaleza, el valor  de alcanzar lo que te pertenece por derecho propio, sabiendo que la abundancia siempre te acompaña y conectarte con tu inspiración, tu intuición, tu creatividad, inspirada desde lo divino, será justamente lo que te ayudará a ir dando forma al diseño de tu vida.

Recibe un abrazo muy fuerte con lluvia de Bendiciones del Cielo para ti.

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir avisos de nuevas entradas.

Y también en Facebook

 

Estamos tambien en:

TELEGRAM INSTAGRAM

 









Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: