Mensaje del Arcángel Miguel – RECIBE AYUDA

Mensaje del Arcángel Miguel – RECIBE AYUDA

Mensaje del Arcángel Miguel – RECIBE AYUDA

RECIBE AYUDA

Has llegado a un punto de tu vida donde ya has demostrado sobradamente tu valía, lo que puedes y no puedes hacer, lo que sabes y no sabes, las capacidades que tienes y aquellas que eres consciente que puedes adquirir si te lo propones. Estás acostumbrado a trabajar, a lidiar con lo duro de la vida y sabes que con trabajo duro y esfuerzo pero sobre todo perseverancia, puedes arrancarle a la vida lo que consideras que es tuyo.

Pero ya no tiene que ser así más, o al menos no en este tramo del camino. Ya no tienes que estar solo, sola, no tienes que lidiar tu solo con lo que te venga, ni siquiera tienes que contar solo contigo para lo que te traiga el futuro.

Ahora, ya no es tiempo de que seas solo tú, sino que es tiempo de que pienses en un “nosotros”.

Es momento de trabajar los vínculos, las relaciones, de que te des el tiempo de construir tu propia red social, y no, no se trata de internet, que también podría ser pero no, se trata de que construyas esa red social de amigos con los que puedas compartir momentos agradables, salir a pasear, realizar actividades juntos o salir a merendar para regalarte un par de horas de charla fuera de tu entorno habitual.

Construir tu propio circulo de confianza, incluso ese grupo de personas que comparten contigo tus mismos intereses, tus objetivos de vida en algún área concreta de tu vida, alguien con quien puedas construir un proyecto que le agregue chispa a tu vida, ilusión, ganas de vivirla con alegría o incluso personas que te mentoreen, que te enseñen de alguna manera, que te nutran con sus conocimientos y aportes y a su vez eso te enriquezca y te motive a hacer cosas diferentes o simplemente a seguir compartiendo y transmitiendo esos conocimientos, o tal vez a ayudar a otros con ellos, o porque no, prosperar en tu vida laboral implementando incluso un nuevo modelo de negocio.

Las posibilidades son tantas como lejos tu seas capaz de mirar en tu horizonte por encima de los obstáculos.

Es momento de asumir que todos necesitamos de todos y que está bien aceptar la ayuda de personas que te ofrecen ayuda libremente, porque con ello, permites que el equilibrio en el Universo se restablezca; Lo que das, recibes, y lo que recibes luego lo devuelves de cualquiera otra forma, según se te vaya indicando en el camino.

Aceptar ayuda de otros, o colaborar con otras personas, no te vuelve una persona dependiente, puedes conservar perfectamente tu individualidad, tu independencia, pero la retroalimentación te nutre, te beneficia y te enriquece, te hace mejor persona y te ayudará en grande a sacar fuera la mejor versión de ti.

Sé consciente, o al menos si no lo eres puedes aprenderlo, de que las relaciones sanas progresan gracias a la interdependencia y es bueno entender que tu puedes necesitar de los demás tanto como ellos pueden necesitar de ti, y compartir afectos también es un don.

Si necesitas ayuda búscala, pídela, no te aísles, no te encierres en ti mismo, habla, busca con quien hablar, con quien expresar tus sentimientos si eso es lo que necesitas. Cuando hablas, cuando sacas fuera lo que te constriñe, te sientes mejor, mas liberado y tienes la oportunidad de ver otras opciones distintas, mas luz, esperanza, una salida.

No es malo ser vulnerable, lo que es malo es que no reconozcas tu vulnerabilidad y que no admitas que tal vez, necesitas un poco de ayuda y que buscar cómo cubrir las necesidades que ahora tienes, también está bien. Cuando unes tu energía a la de otras personas, siempre va mucho mejor.

Si lo que necesitas es mejorar tus habilidades busca un mentor, un profesor, alguien que te abra la mente y con ello tu campo de oportunidades. Con esas nuevas herramientas puedes cambiar tu mundo y el de otros también.

Si lo que necesitas es ayuda profesional en lo laboral, busca esa persona específica con capacidad para ayudarte, asesorarte o aconsejarte y mostrarte las mejores opciones en este momento para ti. No tienes que saberlo todo tu, no tienes que controlarlo todo tú, cuando se trabaja en equipo, se funciona mucho mejor.

Si quieres llegar a una determinada meta, busca a otras personas que hayan alcanzado esas mismas metas, te darán buenos consejos que puestos en práctica te permitirán progresar.

Como ves, todo se basa en el toma y trae, en el da y recibe, en la unión y no en la disgregación y es que ahora, ya no es tiempo de estar solo, es tiempo de confiar en las personas que te rodean y aceptar que alivien tu carga en esta parte del camino.

Recibe un abrazo muy fuerte con lluvia de Bendiciones del Cielo para ti.

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir avisos de nuevas entradas.

Y también en Facebook

 

Estamos tambien en:

TELEGRAM INSTAGRAM

 









Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: