Mensaje del Arcángel Miguel – TE LO MERECES

Mensaje del Arcángel Miguel – TE LO MERECES

Mensaje del Arcángel Miguel – TE LO MERECES

TE LO MERECES

Algo que debes tener presente es que nunca está todo dicho, nunca está todo escrito, nunca está todo hecho. De ser así, no tendrías ningún aliciente en la vida por mejorar, no tendrías decisiones que tomar y tu actitud sería un pasivo que te convertiría en un vegetal deambulando por tu experiencia de vida.

Teniendo esto claro,  debes tomar las vicisitudes que se te presenten en tu vida como un desafío a tu intelecto, a tu capacidad de gestión, a tu capacidad de organización pero también a tu capacidad de practicar el desapego cuando realmente la ocasión lo amerita, para pensar con la cabeza en frio y darte cuenta de las decisiones que debes tomar y los rumbos que debes abordar.

No te empeñes en perseguir aquello que ves a ciencia cierta que huye de ti. ¿Para qué?¿Qué esperas conseguir?¿Por qué querrías obsesionarte con algo que ves claramente que huye de ti?

Eso sería en todo caso como someterte a ti mismo a tu propio infierno, a tu propia tortura. Sería castigarte sometiéndote a la infelicidad y a la frustración al no lograr aquello que anhelas, cuando en realidad, dejando ir lo que no es para ti, te abre puertas a cosas mucho mejores que en verdad te mereces recibir.

No niegues las señales que se te muestran, obsérvalas por lo menos, valóralas, meditalas, sopésalas, revisa hacia dónde enfocan tu atención, hacia dónde llevan tu mirada y avanza en tu camino, porque retroceder más, ya no es una opción.

Es un momento de apertura, donde debes alejarte de todo aquello que te limita, te restringe, no te deja brillar ni ser quien de verdad estás destinado a ser.

Siempre hay otras rutas, otras metas, otros objetivos, otras relaciones, otros corazones, otros amores, y otros éxitos al otro lado y todo lo que debes hacer es preguntarte a ti mismo ¿Qué quieres de verdad?

Ser feliz es una elección. Es tu elección, no la de nadie más. Tu felicidad solo depende de ti, nada mas de ti y otorgarle el poder a situaciones, personas o cosas de manejar tu felicidad, es negarte a ti mismo, es hacerte pequeño, es negarte a ti mismo tu capacidad de brillar y de expresar tu propia magnificencia.

Confía en ti. Confía en tu alma, confía en el vínculo que tu alma tiene con lo divino. Confía en la información que tu alma te proporciona a través de esas sensaciones que nacen del corazón, porque en el fondo, siempre sabes la verdad, solo que a veces, la acallas para no escucharla, porque oírla, conlleva la responsabilidad de tomar decisiones y a veces, solo a veces, no se desea tomar esa decisión que puede tener el poder de cambiar tu vida de manera radical.

En todo caso, sé consciente de que ahora tienes una energía muy favorable para pasar a la acción, para dar pasos, para comenzar algo nuevo en tu vida pero también para liberarte de lo viejo, y en todo momento debes tener presente el pensamiento de que tu mereces cosas mejores, mereces ser feliz, mereces disfrutar de las cosas buenas que la vida tiene para ofrecerte, mereces disfrutar y reir, mereces que se te valore y se te reconozca.

No te desanimes si las cosas no salen bien a la primera, especialmente si te esfuerzas en trabajar, en desarrollar estrategias y en organizarte, pero luego ves que o no sale todo como estimas o va con retraso porque sobrevienen eventos que te impiden hacer cada cosa a su tiempo. Persevera,  ten calma, ve despacio, observa, porque a veces, hay que saber reconocer esos momentos donde todo lo que tienes que hacer es entrar en calma y paciencia y simplemente observar, analizar, reparar y esperar.

Quizas eso sea lo mas adecuado hoy, especialmente si trabajas para ti mismo en algo. Observa, analiza, revisa que falla, toma decisiones, repara y luego de eso simplemente espera a que todo vaya siguiendo su curso poco a poco, sin prisa pero sin pausa.

Si tratas de presionar para que obtengas un resultado rápido, no será eso lo que obtengas, y menos aun si se trata de relaciones y vínculos. Tener paciencia, buscar el disfrutar de momentos en armonía y en paz, será mejor que presionar y discutir para lograr algo.

Piensa, que a veces cuando surge un obstáculo que te retrasa, debes mirarlo como lo que es, porque a veces solo se trata de un parón para que revises algo que es mejorable, y cuando lo reformas, lo cambias o lo transformas, y luego lo echas a rodar de nuevo, te das cuenta que esa pequeña acción dio lugar a una mejoría evidente que a la larga te trajo un beneficio, y eso en definiva es su bendición.

Piensa de esa manera en los obstáculos. Que no te frenen, que no te anulen, que no te paralicen al tiempo de que no puedas tomar decisiones ni accionar. Sé tu esa persona que vea la bendición que se esconde tras ellos, y ten el valor de ir a cosecharlas porque tú, te lo mereces, te mereces todo lo bueno que la vida tenga para ti.

Recibe un abrazo muy fuerte con lluvia de Bendiciones del Cielo para ti.

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir avisos de nuevas entradas.

Y también en Facebook

 

Estamos tambien en:

TELEGRAM INSTAGRAM

 









Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: